El post de hoy es especial y muy personal, las líneas que vais a leer están escritas por una emprendedora, una persona como nosotros que decide emprender el camino hacia su sueño. La carta empieza con la cita de Viktor FrankI y dice:

Al ser humano se le puede arrebatar todo salvo una cosa: la última de las libertades humanas –la elección de la actitud personal ante un conjunto de circunstancias- para decidir su propio camino

Viktor Frankl

Emprendedora es cualquier persona como tu como yo que se encuentra en un momento de puesta en marcha de su actividad.

Seguro que si te pregunto ahora ¿Cuál es tu propósito para este año? Me responderías “Poner mi proyecto en marcha y ganar dinero”

Durante mucho tiempo este ha sido mi propósito, “Poner mi proyecto en marcha y ganar dinero”. Pero para ser mi propósito, he de confesar que mis comportamientos no me estaban llevando a conseguir mi objetivo.

Al plasmarlo en este papel me ha venido a la mente una imagen que todos recordarán: el diablo y el angelito encima de mi cabeza peleándose entre ellos y yo en medio como una marioneta bajo sus hilos.

En muchas ocasiones he elaborado planes de acción con todo lo que tenía que hacer, pero en la gran mayoría de los casos siempre aparecía algo más urgente que tapaba lo prioritario.

No tomaba acción sobre lo que pasaba a mí alrededor, me dejaba llevar. Conseguía dar un paso y una gran cantidad de emociones envolvían mi cuerpo no dejándome disfrutar del sendero, teniendo que luchar para seguir andando.

Dónde me veo dentro de unos años

En 2017 me veo desarrollando mi proyecto. Me veo tranquila, feliz, orgullosa. Me veo mirando atrás con cariño y disfrutando el momento. Felicitándome por simplemente dar el primer paso.

Siento que cuando reviso como fueron otros caminos que me llevaron aquellos logros que me propuse, siempre sentí que no podría hacerlo, que no estaría a la altura, que quizá tampoco fuera eso lo que yo quería y por ello sabía que no era para mí.

Pero también siento que siempre seguí caminando y llegando a nuevos puertos con nuevos paisajes, nueva oportunidades. Ahora siento que sólo tengo que caminar y seguir decidiendo qué dirección tomar, dónde parar a descansar y qué paisaje disfrutar.

Cuál es mi nuevo propósito

Mi propósito para el año 2017 ha cambiado. Mi propósito es tener siempre presente que poseo las capacidades necesarias para poder llevarlo a cabo y que en el caso de no poseerlas utilizaré mis recursos para desarrollarlo. Mi propósito es creerme que estoy aquí, que “YO” estoy aquí, en este momento, escribiendo sobre mí.

Ahora vuelvo a visualizarme con mi proyecto y en mi cabeza me veo cambiada, me veo co-creando un nuevo espacio, mi espacio.

Sólo me queda ordenar mis ideas, organizar, planificar y crear estrategias para poner en acción todo este popurrí de ideas que he plasmado en un papel mientras escribía esta carta. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies